PROTOCOLO DE ACTUACIÓN INVERNAL 2017/18

proteccion-civil-sau-y-ayuntamiento2
INCLEMENCIAS INVERNALES – RIESGO DE NEVADAS
MEDIDAS DE PROTECCIÓN PARA LA POBLACIÓN
 
 Con motivo de la aplicación del Plan de Protección Civil ante inclemencias invernales, se comunica a
la población las siguientes medidas preventivas a tener en cuenta durante el invierno.
 Ante situaciones de emergencia, es muy importante permanecer atento a las informaciones oficiales
transmitidas a través de las emisoras de radio y de otros medios, y seguir las indicaciones que se den.
 En caso de una situación de emergencia por nevadas y/o frío intenso, siga las siguientes medidas de
protección a adoptar y recomendaciones.
 
Recomendaciones generales:
• Evitar verter agua sobre aceras y calzadas en operaciones tales como fregado, vaciado de
cubos, limpieza de escaparates, riego de plantas, etc. Estas actuaciones pueden generar placas de
hielo que suponen un peligro para los transeúntes e incluso para los vehículos.
 
• No utilizar las bocas de riego de la vía pública y en caso de que se detecte alguna con pérdidas
de agua, ponerlo en conocimiento del Ayuntamiento.
 
• Revisar los aspersores y difusores de las zonas verdes que lindan con la vía pública con el fin de
que no expulsen agua hacia la acera o calzada que pueda generar placas de hielo y posibles
accidentes.
 
• Si tiene conductos externos de agua, procure protegerlos con aislante térmico y tape las llaves.
de paso con plásticos, paños o trapos.
 
• Prever un acopio de sal suficiente en aquellas comunidades de propietarios o urbanizaciones
que precisen su uso para las zonas comunes.
 
• Si se detectan placas de hielo, escapes de agua de fuentes, o cualquier otra incidencia similar
comuníquelo al ayuntamiento.
 
• Evite las zonas de umbría en las que se formen placas de hielo frecuentes y la práctica de
deportes al aire libre. El frío ejerce sobre el corazón una tensión extra.
Si ha de desplazarse en algún medio de transporte
 
• Ante olas de frío intenso o nevada, use el transporte público.
 
• Solicitar información previa del estado de las carreteras y de la situación meteorológica.
 
• Evitar el viaje en coche siempre que no sea necesario y utilizar, a ser posible, transporte
público.
 
• En caso de ser imprescindible la utilización del vehículo, revisar neumáticos, anticongelante y
frenos. Además, hay que tener la precaución de llenar el depósito de combustible, y llevar
cadenas y elementos de abrigo.
 
• Así mismo, es recomendable llevar un teléfono móvil y dispositivo de alimentación del mismo.
 
• Ir muy atento para tener especial cuidado con las placas de hielo. Es difícil determinar en qué
lugar del trayecto pueden haberse formado, aunque generalmente las zonas de umbría son las
más habituales.
 
Si queda atrapado por la nieve
• Debe permanecer en el coche, si el temporal le sorprende dentro del mismo.
 
• Asimismo, es conveniente mantener el motor del vehículo encendido y la calefacción puesta,
cuidando renovar cada cierto tiempo el aire. Es muy importante evitar quedarse dormido.
 
• Comprobar que se mantiene libre, en todo momento, la salida del tubo de escape para que el
humo no penetre en el coche.
 
• Si es posible, intente sintonizar las emisoras de radio, que seguramente le informarán de las
predicciones meteorológicas, las informaciones oficiales sobre el estado de la situación y las
indicaciones que se den al respecto.
RECUERDE
• Las medidas de prevención ayudan a reducir el daño que puede derivarse de los desastres.
 
• En caso de emergencia, conocer algunas pautas de autoprotección, ayuda a tomar decisiones
que pueden favorecer tanto su seguridad como la de los demás